Ir al contenido principal

NO PERSIGAS TUS SUEÑOS!


noelia.cedres
Hoy hace 13 años que volé lejos de mi mundo conocido. Y cuando mi hijo me pregunte cómo ha sido le diré:

¡NO PERSIGAS TUS SUEÑOS!
Si no estás dispuesto a:
Llorar de rabia, de emoción y de tristeza,
Estar noches en vela buscando soluciones,
Ir con un nudo en el estómago,
Que piensen que te falta un tornillo,
Enfrentarte a situaciones desconocidas,
Esforzarte el doble para llegar,
Sufrir despedidas, 
Y a veces sentirte muy solo.
No lo hagas, no te arriesgues, quédate quietito.

Porque de todas formas no llegarás a encontrar lo que soñabas.
Te encontrarás con algo muy diferente y seguramente mucho mejor de lo que tu imaginación podía llegar.

Y si aún así, te sientes con ánimo:
Te cruzarás con gente maravillosa,
Aprenderás mucho de los desafíos, de los demás y sobre todo de ti.
Y cuando mires a tu alrededor te quedarás con la dulce sensación de que al menos lo has intentado. Te sentirás en PAZ por no haberte traicionado y por haberle sacado buen jugo al regalo que es esta VIDA!


Y como decía mi coterráneo, Benedetti: “… a vivir a vivir que son dos días”


Comentarios

  1. Qué cierto y que bonito Noe... un besazo. Carolina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Caro, me alegra mucho que te guste. Beso grande para ti también.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu opinión!

Entradas populares de este blog

La Revolución de 4 Pesos

Quiero compartir poesía hecha canción por el grupo uruguayo Cuatro Pesos de Propina.  Muchas de sus letras están cargadas de buenos mensajes pero Mi Revolución, del disco Surcando ¡es un grito liberador!

Hoy la pelea que doy
es quererme más
Hoy el grito que doy
es silencio
Hoy te pido perdón
si te lastimé el corazón ...

Por cierto, ¡conoce más de ellos porque no tienen desperdicio! 

Existe el Día Mundial del Compañero de Trabajo?

Reflexión: Hoy me lo he preguntado y según lo que he buscado, no lo hay. ¡Hay que crearlo! Festejemos el día de esa persona hombre o mujer a la que estamos obligados a ver más tiempo que a nuestras familias.